El trompo

Cuando era pequeño, tenía  10 años, jugaba el juego de trompo con mis amigos.

Un día fui con mi padre al campo con los ganados en el rio. Allí hice un trompo con un machete que no tiene filo. Allí corte una rama de guayabal recto y macizo. Luego empecé hacerlo y al terminarlo me salió chueco y salió muy corredizo. Mas sin embargo dijo me padre:

__No se ve bien. trompo

Le respondí:

__No te preocupes, porque he deseado mucho un trompo.

Y en la tarde, fui  con mis amigos y me dijeron:

__Ven vamos a jugar, te estamos esperando.

Entonces empezó el juego, donde ponen varias frutas dentro de un circulo y el que le pega en la fruta que esta en el circulo, es el que se queda con la fruta. Pero mi trompo esta de lado el clavo por eso no gane nada de frutas. Para eso pedi ayuda a mi padre y me dijo:

__ No te preocupes. Vamos hacer uno  para ti.

Luego mi padre fue al campo en el llano llamado Lach Chaleey.  Y yo fui a la escuela. Y en la tarde mi padre traía un trompo y me dijo:

__Hice un trompo para ti hijo.

Y yo le respondí:

__¡Eres muy amable papi! ¡Me amas mucho! Y me dijo:

__Hijo, ahora si hice uno bueno, para que le ganes a tus amigos.

Y le respondi:

--¡Tikara, tikara!

Me hizo un trompo con un buen palo y en ese tiempo lo probó y salió bueno. Y yo dije:

--¡Ahora si voy a ganar! ¡Ahora si voy a ganar!

Por la tarde llegue donde estaban mis amigos otra vez, porque le gustan jugar conmigo, razón porque siempre pierdo y mi trompo es un corredor. Y me dijeron:

--Apurate porque te estamos esperando.

Y yo les respondi:

Ya voy y puse mi fruta en el circulo y empezó  el juego.

Entonces empezaron a pegarle a las frutas y no le pudieron pegar y dije:

--Es mejor que le tiramos uno por uno. Alli empezaron a tirarlo primero  y no salió nada de frutas y dije:

--Dame tiempo de tirar uno.

Y cuando lo tire y le pegue a la fruta. Entonces me dijeron:

--¿Por qué lo tiras tan bien?

Y yo le respondi:

--¡Es que ahora tengo otro trompo!

Por eso me dijeron ellos:

--¡Con razón tira bien!

--Y como  saque frutas en el circulo y cuando mas tire le pegue a las frutas, le pegue a las limas y gane todas las limas.

Y luego me dijeron:

--¿Me vende tu trompo?

Y dije:

--No se puede!

Entonces me dice otro:

--¿Si no lo vendes entonces te lo quitamos?

Y en eso yo empecé a correr porque les gustó mi trompo.  Luego me dijo mi padre:

--¿Porque estas tan alegre?

Yo le dije:

--Porque gane a mis amigos con mi trompo, que hiciste. Y Él me dijo:

Fíjate bien, ya vez que te dije que ibas a ganar.

Entonces solito estaba brincando. También le dije.

--Ahora si te amo mucho papi. Y él me abrazo.

 

Autor: Gregorio Martinez Santiago